El cambio es un hecho: hay que saber adaptarse

Ya sea en la vida personal o profesional, cuando ante nosotros se avecina un cambio  es habitual experimentar sensaciones de miedo o angustia. Sin embargo, el cambio es una de las constantes universales que rigen nuestro destino. El cambio es un hecho: hay que saber adaptarse. Todo cambia y nada permanece, así que saber adaptarse a los cambios es una da las claves del éxito en la vida.

Termina 2022 y en Torsesa da comienzo una nueva etapa, un periodo de cambio en el que se comienza a implementar el proyecto de la dirección por misiones, y que supondrá una auténtica revolución en la forma de evaluar el desempeño en cada puesto de trabajo. Y como suele suceder con los cambios, a algunas personas les puede suponer un verdadero trauma. Así que ¿cómo podemos prepararnos para afrontar los cambios como una oportunidad de progreso y mejora? No vamos a terminar el año dando lecciones sino aconsejando y recomendando un libro, ¡qué mejor actividad para las vacaciones!

Un libro que puede ayudarnos: ¿quién se ha llevado mi queso?

En 2022 se cumplen 5 años del fallecimiento de su autor, Spencer Johnson, y por eso nos hemos basado en él para elaborar nuestra felicitación de Navidad. Una deliciosa parábola que describe el cambio en el trabajo y la vida, y cuatro reacciones: resistirse al cambio, aprender a adaptarse, detectar el cambio y apresurarse hacia la acción. Una historia que nos enseña que la vida cambia constantemente y que debemos adaptarnos a estos cambios si queremos alcanzar las metas que nos proponemos visualizando el futuro para no quedarnos en el pasado. Nos enseña que debemos enfrentarnos a nuestros miedos para superar barreras, peligros, desilusiones y derrotas pues solo así se consigue el triunfo.

Claves para enfrentarse a los cambios

Son muchas las enseñanzas que podemos extraer de este relato y que pueden ayudarnos a entender que los cambios no son más que una forma natural de evolución. Si observamos la naturaleza, todo cambia de una forma u otra; desde la flor más pequeña a la montaña más alta, con el tiempo dejará de ser como es ahora para adatarse a su entorno y evolucionar con él. Todos necesitamos encontrar nuestro propio camino, y aunque no queramos, nos encontraremos con situaciones que nos sacarán de nuestra zona de confort. Por ello, debemos aprender a afrontar los cambios como una oportunidad para nuestro desarrollo, en este caso, en el plano laboral. El miedo y la incertidumbre son inevitables y debemos aprender a trabajar con ellos. El queso representa la situación actual, nuestro trabajo, nuestra pareja o nuestros amigos, todo eso que valoramos y que no queremos perder bajo ningún concepto. Una vez aclarado esto, veamos algunas de las principales enseñanzas que encontraremos en la obra.

  • Anticípate al cambio. Así no te cogerá por sorpresa.
  • Disfrutar el cambio. Saborea la aventura que supone y prepárate a recibir un nuevo queso.
  • Cuanto más valores tu actual situación, tu queso, más querrás que nada cambie.
  • Si no cambiamos, finalmente desaparecerá el queso para siempre.
  • Y si tuviésemos la certeza absoluta de que nada malo iba a pasar, ¿cuál sería nuestra manera de comportarnos ante el cambio?
  • Oler el queso constantemente nos permite saber cuándo se está volviendo viejo. Controla el cambio que está por venir.
  • Movernos en una nueva dirección nos permitirá encontrar nuevo queso.
  • El miedo que dejamos crecer en nuestra mente, es peor que el que en realidad existe.
  • Imaginarnos disfrutando nuevo queso nos ayudará a perseguirlo.
  • Cuanto antes abandonemos el queso viejo, más rápido encontraremos el nuevo.
  • Es más seguro buscar que esperar.
  • Las creencias viejas no nos llevarán a nuevo queso.
  • Identificar pequeños cambios nos hará más fácil adaptarnos a los grandes.
  • Los cambios ocurren y se llevan nuestro queso.

Disfruta de los cambios, feliz año a todos

Quizás todo esto te resulte difícil de entender, por eso te animamos a que leas el libro y te aproximes así a una realidad inevitable y segura desde esta deliciosa parábola que describe el cambio en el trabajo y la vida, y las cuatro reacciones posibles: resistirse al cambio, aprender a adaptarse, detectar el cambio y apresurarse hacia la acción.

Así que saborea la aventura y disfruta de nuevo el queso: “En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que poco a poco dejará de existir”. (Eric Hoffer).

Feliz año nuevo a todos.

Post a Comment